martes, 28 de noviembre de 2017

Si no cambiamos cada uno, nada cambiará

El panorama nacional, sigue igual. No cambiamos nada y nada cambiará.

La violencia de sexo, que últimamente representa "La manada", sigue dándose porque no se educa para evitarla, la justicia sigue con perjuicios y particularmente cada uno de nosotros, en general, no hemos modificado nuestra actitud.
                                       
El problema catalán, no resuelto hablando cuando se podía y debía, no se va a arreglar con nuevas votaciones, que las encuestas ya proponen, lógicamente, el mantenimiento de la situación. La quietud de un tal M. Rajoy no es hacer política, no es hablar para resolver problemas, luego sigue ahí la cuestión sin resolver.

El cambio climático, que no asumen seriamente nuestros dirigentes, que no lo aceptan y no hacen nada para frenarlo, por tanto, ahí sigue haciendo irrespirable el aire de muchas ciudades y comprometiendo nuestro futuro porque cuatro supranacionales sigan forrándose.
Pero la cuestión realmente es de cada uno de nosotros, si no cambiamos nuestra actitud, si seguimos votando corruptos, no saldremos de esta situación. Situación a la que nos trajo la implantación hace 30 años del neoliberalismo y la mal entendida globalización.

La única fuerza ante el globalizado neoliberalismo, es el consumo y nos deseducan desde hace esos 30 años en ser trabajadores / consumidores.

Bien, seamos pues consumidores coherentes, no consumamos lo que nos perjudica y exijamos cuando cambiemos que nos representen realmente en los Parlamentos Autonómicos y Nacional.

(Si no entendió algo o quiere añadir cualquier opinión, no se prive, escriba)

lunes, 20 de noviembre de 2017

Sociedad malvada o estúpida

Esta maldita y malvada sociedad o estúpida sin más, dirigida por personas a las que no les duele mentir, el aumento del paro, desahucios, suicidios, ni la indigencia ni la mal nutrición infantil, permiten y defienden con uñas y dientes la corrupción, la evasión de impuestos y los recortes sociales, en fin, dirigentes claramente sociópatas.

Esta malvada sociedad o estúpida sin más, no puede ser buena en mucho tiempo, porque hay mucha mierda que limpiar y muchas malvadas personas a las que echar de sus puestos y hasta echarlos también al destierro o a la cárcel eterna.

El verdadero problema somos el deseducado pueblo que acepta: corrupción, paro y recortes sanitarios y como no, con nuestra incultura, recortes en educación, que son recortes al futuro y así malformados todos, producimos dirigentes malditos y malvados o estúpidos, sociópatas sin más.

Cuando elegimos como dirigente social un sociópata ¿Qué podemos esperar? Pues políticos incompetentes, que judicializan los problemas que no saben o no quieren resolver, jueces y periodistas amarillísimos fieles a sus ideales o redacciones, maestros y profesores adoctrinadores que no enseñan a pensar ni a razonar, porque no interesa a la oligarquía que les dirige, pero no solo a ellos, sino también a los políticos sociópatas y a media sociedad, que prefiere no pensar y sacan las banderas a sus balcones, sin pensar quién es el auténtico enemigo social, ¿Cataluña? o más bien la corrupción, la injusta fiscalidad, los paraísos fiscales y recortes a mansalva, salarios precarios, desahucios, etc. Estos problemas son los que merecen banderas, pero claro, habría que haber pensado razonadamente y no actuar impulsivamente.

sábado, 18 de noviembre de 2017

El indefendible sistema establecido

No hay político, de los partidos del bipartidismo, monárquicos y autodenominados constitucionalistas, que se dedique y luche por la gente, por el pueblo. Solo actúan a través del partido a que cada uno pertenece y según el interés del propio partido y éste no coincide casi nunca con el del pueblo.

El problema está dentro del partido, por la ausencia de democracia, no progresan más que los pelotas o los dúctiles y maleables por las cúpulas directivas.

Los problemas sociales no importan a la camada de corruptos y sociópatas que nos gobiernan y gobernaron. El escaso crecimiento económico en la nación, no llega a la población en general se queda en la oligarquía especulativa del país.

Es palmario que el resultado económico de las entidades especulativas que al  no producir riqueza y cobrar los beneficios de su especulación, se llevan los de los sectores productivos, por diferentes métodos la mayoría de ellos irracionales cuando no punibles, reventando así el país que componen las pymes, autónomos y trabajadores en beneficio de patriotas oligarcas de bandera en el balcón y dinero en paraísos fiscales.

viernes, 15 de septiembre de 2017

La vida ... el fútbol

En cada extremo del campo
de labranza para arar,
tiene que haber un portero,
para no dejar entrar
a los forofos rateros,
que patatas robarán,
si no ponemos remedio
al fútbol más animal.
El fútbol

La vida

jueves, 29 de junio de 2017

Reflexiones de hace un año y medio

           
PP Podemos PSOE
          
El Consejo de Economía Gallego llega a la coherente conclusión de que la corrupción lastra el crecimiento, en contra de aquellos resignados que piensan que todo gobierno tiene corrupción siempre y en todo tiempo, por lo que no la consideran una traba y conviven con ella como si tal cosa, más diría, la fomentan con su actitud.


La política económica que lleva a cabo Rajoy de recortes a las clases media y baja hace que la oligarquía sea cada vez más poderosa, para ella gobierna.


Estas dos causas hacen que la gente confíe cada vez más en PODEMOS como alternativa de poder, aunque no sepamos quienes son y se les exija personalmente, lo que no se exige a los políticos en ejercicio. La injusta persecución que sufren por la prensa de derechas (que es casi toda) es muestra del miedo que les tienen y como tal miedo, sin justificación para desprestigiarlos. Ejemplo: Comparen al ex-tesorero del PP, Sr. Bárcenas con Monedero y aunque fuera "Billetero" que aún no forma parte de ningún gobierno.


Se comportan inopinadamente, tanto PP como PSOE, como niños cabreados con su situación. Pierden la confianza del votante ellos mismos por sus tropelías y le echan la culpa a PODEMOS.


Bien es verdad que echo de menos el programa de Podemos y consecuentemente no se si votarles o no, aunque me apetezca sobre todo por despecho.


Creo que lo haría si su programa contuviera modificaciones de las leyes en el sentido de:
  • Fuera la ley D'hont
  • Listas abiertas en el Parlamento y Senado
  • Duración máxima de un cargo, cualquiera, 8 años (incluida la corona) y
  • Acción directa sobre los políticos que no cumplan su programa, es decir, que pueda echárseles.


Al que ponga estos puntos le voto, si no, ya veremos.


Enero 2015

lunes, 1 de mayo de 2017

Ser feliz no es más que ser un gafe

Yo que llevo un Sabina a la letrina,
si de aquel hecho feliz lo disfrutase,
y de esa forma idílica mostrase,
que ser feliz no es más que ser un gafe.

Un gafe que disfrute del empuje
del equipo de fútbol que me gusta,
ese que a todo el mundo le parece
que va a ser campeón de los bagajes
de todos los Atletis, Barças y Getafes
de todos los países de la Iberia,
que piensan en sus genes más que en males
los males que nos sobran a raudales,
que deben más de lo que ganan en las gradas
esas gradas que a todos nos degradan
con sus graznidos toscos y salvajes,
pero con directivos tan letales,
malos y corruptos como tales.

Y mierda que incomoda la conciencia
de aficionados forofos y formales,
el fútbol es el todo que nos hunde
en la miseria tonta de este mundo
y no nos deja ver a los fulanos
que nos imponen ver la vida como gafes

sábado, 4 de marzo de 2017

Educar para vivir no solo para trabajar

Cuando los indicadores macroeconómicos que utilizan los políticos para hablarnos de lo bien que lo hacen, muestran leves subidas, quiere decir que las empresas comienzan a tener beneficios, sobre todo las más grandes. Pero ni esos políticos ni los empresarios quieren oír hablar de subidas salariales. Todo porque está asumida por nuestra mala educación y errónea cultura que el beneficio empresarial siempre está justificado, pero no los salarios aún correspondiendo al mismo ámbito económico empresarial.

No deben subir los salarios porque se consideran un despreciable gasto empresarial ¿Por qué? otra vez nuestra errónea educación y mala cultura, que definen indiscutible o dogmático este concepto, unido realmente al beneficio empresarial y sin razonada explicación, que avalaría la Responsabilidad Social Empresarial.

Hay otro dogma económico empresarial, debido también a nuestra errónea cultura y mala educación, cual es la exigencia técnica y de conocimientos profesionales a los trabajadores, pero no se exige preparación en sentido alguno al empresario. Este lo tiene o no según su personal saber y entender. La educación y la cultura deben ser para toda la población no para quien esté a una altura u otra y la responsabilidad debe implicar más a quien más poder tiene.

La educación debería enfocarse a preparar personas para la vida no trabajadores para sobrevivir, pero esta actitud y aptitud de dirigentes sociales y educandos, devendría de su concepto de sociedad y no de la que les pueda imponer la oligarquía o la que preparan para su egoísta y personal bienestar a costa de parte de la población.


Por poner un último ejemplo: Por qué no se enseña, sindicalmente  hablando, que en la negociación colectiva de PYMES es fundamentar las cuentas de explotación y balances de situación de los últimos 5 años. Sería interesantísimo para paliar ese desfase entre beneficio empresarial y salarios. Más cuando los segundos tienen un mayor empuje en la economía del país y entra esto en relación directa con la tan manida responsabilidad social empresarial, que actualmente es un superficial maquillaje dirigido a la publicidad de marca empresarial, sin observar realmente esa responsabilidad con la sociedad que rodea cada empresa.
Tomás García 2017